• No tags

Trabajar para que la industria alimentaria crezca un 4%, incrementar las exportaciones hasta un 40% y generar empleo de manera sostenible son algunas de las estrategias marcadas por la Federación Industrial de Alimentos y Bebidas en el año 2014 y que con la colaboración del Ministerio de Agricultura y de otros colaboradores se está haciendo real tal y como indican los datos económicos analizados.

La industria de la alimentación y bebidas en España es la más importante y ha contribuido de importante manera a la recuperación económica. Tiene un volumen de facturación de más de 90.000 millones de euros, transforma el 70% de la materia prima española y genera más de 400.000 empleos, y según los datos de estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, el índice de producción industrial ha crecido en torno al 2.6%, es decir un 1.4% por encima del crecimiento del PIB español. En cuanto a generación de empleo se ha crecido un 1.6% en afiliados a la Seguridad Social. Las exportaciones también han sufrido un importante incremento llegando a los 23.500 millones de euros.

 

Los cuatro retos que se proponen en la industria de alimentos y bebidas son la eficiencia, la creación de valor, la internacionalización y el dinamismo. Las empresas en la medida que les es posible realizan un esfuerzo para maximizar su eficiencia y a medida que avance el año se verán los resultados del esfuerzo realizado.

La bajada del petróleo ha posibilitado la reducción de costes sin alterar los márgenes y por lo tanto la deflación ha tenido el impacto en la creación de valor del producto. El valor que se genera por algunas prácticas o por una serie de actuaciones son una manera constructiva de crear valor y es la opción adoptada por la mayoría de las empresas para diferenciarse y potenciar sus productos.

La iniciativa del Ministerio de Agricultura de aprobar la ley de seguridad de la Cadena Alimentaria puesta en marcha contribuirá e la eliminación del desequilibrio existente. La Ley complementa adecuadamente los objetivos marcados para equilibrar la cadena. Con el código de buenas prácticas se intentará conseguir que la innovación sea representativa y similar a la que se produce en otros países. A través de este código se buscará proteger la innovación y de esta manera se asegurará que no se produzca competencia desleal ni aprovechamiento ilícito de las innovaciones desarrolladas. Se pretende dar una total protección a los nuevos desarrollos de procesos y productos. Con la colaboración de las instituciones se va a facilitar el mecanismo para introducir los productos y procesos desarrollados en el mercado objetivo final de cualquier trabajo. La empresa verá compensado el trabajo realizado y se incrementará el valor del producto final.

La mejora tecnológica y de calidad es una estrategia para  la búsqueda de nuevos mercados. Las industrias de alimentación y bebidas de España están presentes en el mercado internacional, pero se pretender que todas las empresas tengan mayor presencia. Se evalúan para ello buscar nuevos mercados para conseguir incrementar las oportunidades de las empresas. Se está intentando crear una marca, la marca de España para alimentos de alta calidad y estar presente en todos los países junto con el turismo. La combinación de alimentos de calidad formando parte de la oferta gastronómica y el turismo están teniendo muy buenas perspectivas para triunfar ante el público nacional e internacional. Hay que agradecer la colaboración política que intenta maximizar los recursos disponibles y minimizar los problemas derivados del cierre de mercados en el extranjero a determinados productos y sectores. Será muy importante para alcanzar objetivos mejorar y avanzar que los sectores permanezcan unidos y exista colaboración entre las empresas del mismo sector fomentado los mecanismos que generan esa unión entre empresas.

Se espera que 2015 sea un año positivo desde el punto de vista económico y esto favorece a la industria alimentaria. A través de un ejercicio de colaboración global la industria de alimentos y bebidas tendrá una autentica consolidación en el mercado como industria motor del crecimiento económico del país. Y se constituirá como referente en el mercado internacional destacando la calidad, eficiencia y eficacia de productos y procesos.